RITUALES PARA UNA VIDA RADIANTE


«Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo». Epicteto

¿Realmente somos libres?

 Estamos condicionados por el reloj, por las normas sociales, por la educación recibida, por lo que se espera de nosotros y un largo etcétera. A pesar de considerarnos un éxito social (tenemos para comer, sanidad, educación e incluso ocio), la mayoría de nuestra sociedad es realmente desdichada lo cual es una seria paradoja, gente pendiente del móvil con la que no se puede tener una conversación, depresión, ansiedad, aislamiento. Tenemos compartimentada la vida, ahora toca comer, ahora toca trabajar, ahora toca niños, como si nuestra vida tuviera una serie de rutinas diarias que cumplir para vivir incluidos en una sociedad de la que despotricamos para desahogar el estrés que nos produce.

Pero todo puede cambiar, una buena amiga me recomendó como lectura El monje que vendió su Ferrari, estoy en ello, quiero compartirlo por si alguien no lo ha leído (creo que soy la única persona que no lo conocía), más que leerlo creo que se debe practicar, y si se hace durante 30 días puede incorporarse como hábito para mejorar tu vida.

Aunque el libro da para mucho y conviene desmenuzarlo a conciencia, esta vez solo voy a hablar de los primeros cinco rituales de los diez para llevar una «vida radiante», ya hablaremos de lo demás. En principio y aunque sea empezar la casa por el tejado esta es una de las partes más prácticas del libro y eso es lo que más me interesa, que se pueda practicar para el enriquecimiento personal (el kaizen en japonés que significa el constante y eterno enriquecimiento del cuerpo, de la mente y del alma).



Los diez rituales de la Vida Radiante para avanzar en el camino del conocimiento personal y el autodominio:

  1. Ritual de la SoledadEl libro recomienda pasar entre 15 y 50 minutos a solas contigo mismo, en un lugar tranquilo (a veces no es fácil conseguir el tiempo ni el lugar, pero merece la pena buscarlo) y siempre a la misma hora para integrarlo en la rutina diaria. Compara la mente con un lago al que se debe dejar reposar para que se vuelva claro. Los beneficios que obtenemos son el bienestar, la paz interior y la recuperación de la energía.
  1. Ritual de la Fiscalidad. Cuidar el cuerpo a través del ejercicio físico y la respiración. Por supuesto que mejor que el Tai Chi para este ritual. El libro recomienda el yoga pero yo me quedo con el Tai Chi. Como todas las recetas, los rituales son flexibles para poder integrarlos en tu día a día. Sobre hacer respiraciones profundas abdominales creo que todos los que practicamos este arte marcial conocemos sus beneficios.
  1. Ritual de la Nutrición. Aunque se recomienda la dieta vegetariana yo me quedo con la mediterránea que es propia de mi cultura y entorno. Estoy de acuerdo en que siempre se puede mejorar añadiendo más fruta, verdura, cereales y agua (la verdad es que nuestros médicos están hartos de recomendarlo). Lo que para mí también tiene mucha importancia es la forma de comer, sin distracciones, en buena compañía y sin hacer varias cosas a la vez, a veces ni tan siquiera nos sentamos a la mesa, vemos la televisión, en general no se presta mucha atención a lo que estamos haciendo y la mente se dispersa.
  1. Ritual del Saber Abundante. Por ejemplo leer regularmente pero no cualquier cosa. Este libro compara también la mente con un jardín en el que no se puede meter cualquier cosa sino aquello que te perfeccione y te dé calidad de vida. En esto seguro que casi todos tenemos libros de cabecera que nos han marcado, libros en los que hemos profundizado y de los que hemos aprendido, han sacado de ti lo que estaba dormido, libros que otros escribieron para compartir sus experiencias y sus conocimientos y de los que nos hemos beneficiado muchos.
  1. Ritual de la Reflexión Personal. Se recomienda hacer una reflexión sobre los acontecimientos del día y los pensamientos que hemos tenido, tomar conciencia de lo que hemos hecho bien y mal, en qué hemos invertido nuestro tiempo, solo si somos capaces de pararnos a pensar (podría ser a través de un diario o inventario, la oración…) podremos aprender a conocernos y cambiar todo aquello que nos ha perturbado, los hechos mecánicos que no hemos controlado, las reacciones que no queríamos tener. Tomar conciencia de lo que nos desequilibra para con voluntad cambiarlo.


SAMSUNG CAMERA PICTURES


6. El Ritual del Despertar Anticipado. Ritual difícil de cumplir por nuestros horarios apretados, por  los cambios a los que nos obligan adelantando o atrasando el reloj, y porque pone a prueba nuestra fuerza de voluntad y de carácter. No se trata de dormir muchas horas, más bien que el sueño sea profundo y reparador. Importante no comer mucho antes de dormir para que la digestión no altere el descanso, mejor cenar pronto, si es posible antes de las 8. Cuidar lo que pensamos antes de cerrar los ojos y cuando los abrimos, de ello dependerá nuestro bienestar durante el día.

7. El Ritual de la Música. Nada que decir, todos sabemos que «la música amansa a las fieras», sin comentarios.

8. El Ritual de la Palabra Hablada. Palabras, frases u oraciones que tienen una profunda influencia sobre nuestra mente. Mantras que nos ayudan a concentrarnos, a mejorar, a reflexionar.

9. El Ritual del Carácter Congruente. Actúa en función de los principios: laboriosidad, compasión, humildad, paciencia, honestidad y coraje.

«Siembras un pensamiento, cosechas unas acción. Cosechas una acción, siembras un hábito. Siembras un hábito, cosechas un carácter. Siembras un carácter, cosechas un destino»


10. El Ritual de la Simplicidad. Reduce tus necesidades para poder concentrar tus pensamientos en lo que de verdad consideras importante. Hay que ver la cantidad de cosas que necesitamos para vivir y que en muchos casos lo único que hacen es complicarnos la vida. Soltemos y desprendámonos de todas aquellas cosas innecesarias que nos entorpecen y no nos dejan crecer. Liberar nuestro tiempo y nuestro espacio para ocuparnos de lo que nos hace realmente felices.

"Los únicos límites son aquellos que tú mismo te pones"


Entradas populares de este blog

ANTAHKARANA

ORACIÓN PROTECCIÓN

ONDAS CEREBRALES