EL PRINCIPIO DEL VACÍO de Joseph Newton


“El principio del vacío”, de Joseph Newton (no se encontró ninguna referencia sobre Joseph Newton, cuándo nació, de dónde es, si aún está con vida, si es filósofo, poeta, físico, etc.), que gustosamente paso a todos los que leen este diario, creo que es muy interesante, quizá alguno ya lo conoce, pero por si acaso... 

“Usted tiene el hábito de juntar objetos inútiles en este momento, creyendo que un día (no sabe cuándo) podrá precisar de ellos. 

Usted tiene el hábito de juntar dinero solo para no gastarlo, pues piensa que en el futuro podrá hacer falta. Usted tiene el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usa hace bastante tiempo.

¿Y dentro suyo?

Usted tiene el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos, etc., etc.

No haga eso. 

Es antiprosperidad. 

Es preciso crear un espacio, un vacío, para que las cosas nuevas lleguen a la vida. 

Es preciso eliminar lo que es inútil en usted y en su vida, para que la prosperidad venga. 

Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá todo lo que usted desea. 

Mientras usted está material o emocionalmente cargando cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades.

Los bienes precisan circular. 

Limpie los cajones, los armarios, el cuarto del fondo, el garaje. 

Dé lo que usted no usa más. 

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarra su vida. 

No son los objetos guardados que estancan su vida, sino el significado de la actitud de guardar. 

Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia. 

Es creer que mañana podrá faltar, y usted no tendrá medios de proveer sus necesidades.

Con esa postura, usted está enviando dos mensajes para su cerebro y para su vida: 

1. Usted no confía en el mañana.

2. Usted cree que lo nuevo y lo mejor no son para usted, ya que se asegura con guardar cosas viejas e inútiles. 

Deshágase de lo que perdió el color y el brillo y deje entrar lo nuevo en su casa y dentro de sí mismo”.

Amigos y amigas: 

Hoy es un buen día para empezar a practicar la ley del vacío, limpia la mente, el cuerpo, el alma, la casa; y deja que la prosperidad y la paz lleguen a ti. 

Pensar en el mañana guardando cosas es una necedad puesto que no tenemos ni la certeza de que el mañana llegue. 

Regala todo lo que ya no uses, pero regálate un momento para ti, para darte cuenta quién eres, qué deseas y si realmente estás creando el vacío suficiente para poder vivir más tranquilo, más en paz. 

Es mejor almacenar las cosas agradables en nuestra alma, caben todas, las nuestras y las de los otros. 

Mientras usted esté material o emocionalmente cargando cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades. 

Lo desagradable solo sirve como experiencia para aprender, después es mejor desprenderse, liberarse, ya que eso crea traumas que muchas veces nos hace infelices toda la vida.

Cierro con esta reflexión de la Madre Teresa de Calcuta: 

“Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida. 

Detrás de cada logro, hay otro desafío. 

Mientras estés vivo, siéntete vivo. 

Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo. 

No vivas de fotos amarillas. 

Sigue aunque todos esperen que abandones. 

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti. 

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. 

Cuando por los años no puedas correr, trota. 

Cuando no puedas trotar, camina. 

Cuando no puedas caminar, usa el bastón”