CRISTALES Y REIKI

Piedras o cristales:

Las gemas tienen vibraciones energéticas específicas que pueden usarse en situaciones concretas.

Esta vibración es la que se utiliza para:

Equilibrar la vibración de una persona.

Eumentar la vibración de una persona.

Esta vibración es una frecuencia que surge como efecto de la resonancia de la estructura atómica particular de la piedra o cristal.

Como preparar las piedras:

La preparación de las piedras en realidad tiene que ver con su limpieza, fisica y energética.

Si tu estás iniciado en Reiki puedes utilizar la Limpieza Reiki de piedras.

Primeramente limpiarla con agua y sal marina.

Algunas gemas solo pueden limpiarse cubriéndolas de sal según el color y las propiedades.

Entre estas excepciones están el granate, el lapislázuli y la turquesa, entre otras.

Uso:

El uso de cristales de cuarzo en Reiki está dividido en dos categorías principales:

- Para sanar, como una "extensión" de tu mano.

- Para proteger un ambiente o una persona, cargando el cristal con Reiki

A efectos curativos, las gemas se pueden utilizar de diversas maneras, por ejemplo: poniendo en los chakras principales, cristales de roca (cuarzo transparente) durante 15 minutos aproximadamente en estado de relajación y concentración.

Con ello se consigue revitalizar todo el cuerpo creando equilibrio y armonía.

Situar piedras verdes, como la malaquita, ayuda a regenerar la energía global, ya que es un color intermedio entre lo material y lo espiritual.

Las piedras también pueden usarse pulverizadas y así se han utilizado en la medicina tradicional china como medicamentos.

La sabiduría védica ha utilizado las piedras preciosas como armonizadores de los centros vitales que rigen la energía de nuestro cuerpo material y astral.
En algunos lugares de India se sigue trabajando con gemas en la actualidad.

Estos son ejemplos, entre otros:

* Piedras rojas
para el chakra base como el granate o el jaspe rojo.

* Piedras naranjas
para el segundo chakra: el ópalo de fuego o la cornalina.

* Piedras amarillas
para el plexo solar: ámbar o topacio dorado.

* Piedras verdes o rosas
para el corazón: cuarzo rosa o malaquita.

* Piedras azules
para el cuello: turquesa o lapislázuli.

* Piedras de color índigo
para el tercer ojo: azurita o zafiro índigo.

* Piedras de color violeta o transparente
para el chakra corona: amatista o cristal de cuarzo.

Siempre al escoger una piedra preciosa, si no se realiza un tratamiento específico y simplemente se utiliza de decoración o se lleva consigo, es preferible dejarse guiar por la intuición y escoger aquella que más nos llame la atención por ciertas características que nos gusten.

Entradas populares de este blog

COMO CONSTRUIR EL MAPA DE SUEÑOS

SECRETOS DE LAS PERSONAS QUE TRANSMITEN ENERGÍA POSITIVA