QUÉ ES UN MANTRA

El origen de la palabra “mantra” lo encontramos en el sánscrito y su traducción literal es “instrumento del pensamiento, habla”.

Mantras los podemos encontrar en muchas y diferentes culturas aún cuando no los definan con este nombre.

También en el yoga los mantras juegan desde siempre un papel importante.

En muchas ocasiones los mantras no pueden ser traducidos a otro idioma por lo que parecen, vistos de forma superficial, palabras sin sentido alguno.

Cuando nos adentramos en el estudio de los mantras nos encontramos con sonidos energéticos muy poderosos.

El sonido estuvo al principio y mediante el sonido ha sido creado todo.

Incluso los planetas que conocemos emiten determinadas frecuencias, o sea un determinado tipo de sonido que les es propio.

Los sonidos son muy poderosos.

Cada uno genera una determinada vibración y energía.

Pensemos tan solo en nuestro idioma cotidiano.

Cada palabra es asociada por nuestra mente a una forma, a un determinado contenido.

Incluso ese lenguaje cotidiano es muy poderoso: las palabras pueden herir, alegrarnos, ponernos tristes o subirnos la moral.

También la música ejerce una gran influencia sobre nosotros.

Seguro que todos nosotros ya hemos experimentado alguna vez los efectos relajantes de cierto tipo de música sobre nosotros mientras que otro tipo de música nos puede incitar al movimiento.

Cuán poderosos serán pues los sonidos de un mantra que encierre una energía muy especial.

Un mantra es una entidad de sonido que manifiesta una de las potencias divinas; una entidad de sonido sutil que implica una fuerza psíquica y mágica.

Un mantra es energía mística en forma de sonido.

Si recitamos un mantra liberamos esa energía.

Finalmente todo intento teórico de explicar un mantra se quedará tan sólo en una aproximación.

Un mantra debe ser vivenciado. Los sonidos y las vibraciones deben ser escuchados pero sobre todo experimentados.

Sólo cuando nos entreguemos a esta experiencia de forma intensiva podremos ir desvelando poco a poco el significado del mantra.

Mantras los podemos encontrar en prácticamente todas las tradiciones espirituales para facilitar la meditación, el desarrollo personal, la sanación y el trabajo energético.

Básicamente se puede distinguir dos tipos fundamentales:

- Los mantras que deban desencadenar cambios internos (subjetivos).

Tenemos actualmente el ejemplo moderno del trabajo con afirmaciones que permiten aflorar estados de ánimos y asociaciones (aquí entraría por ejemplo también el uso de formas y colores).

Cada palabra, cada frase puede ser utilizada por este medio por prácticamente toda persona.

Los efectos producidos varían pudiéndose afirmar que, en general, dependen de si se trata de personas habituadas a trabajar con estas energías o no.

- Los mantras que deban provocar cambios externos (objetivos) son herramientas.

Para poder manejar esas herramientas se precisa básicamente la mediación de alguien que los haya utilizado anteriormente en un marco objetivo y que disponga de la capacidad de transmitir el sistema de su trabajo energético.

La forma en la que se transmite se conoce como iniciación y puede ponerse en práctica de las formas más diversas.

Como ejemplos podemos citar las iniciaciones Reiki, iniciaciones taoístas, transmisión de la Barraka, iniciación sufí, shaktipad en el hinduismo, iniciaciones tantra, Kriya-Yoga, iniciaciones chamánicas en determinadas medicinas, Kuji-In.

Además de lo aquí expuesto se puede encontrar información sobre malas y mantras en la literatura especializada y en internet.

Entradas populares de este blog

ANTAHKARANA

ORACIÓN PROTECCIÓN

ONDAS CEREBRALES