INCIENSO

Las estimaciones varían, pero se dice que el incienso se ha utilizado desde hace 4-6 mil años.

Se sabe que el incienso fue utilizado en el antiguo Egipto y de acuerdo a la historia de la natividad, los Reyes Magos ofrecieron incienso y mirra al niño Jesús, como regalos.

El incienso es una parte tradicional de las religiones budistas e hindúes, con diferentes aromas que se identifican con diferentes rituales.

Aunque el término aromaterapia no fue acuñado sino hasta el siglo 20, el arte y la ciencia de la utilización de aromas con fines terapéuticos se remonta por lo menos hasta la época del incienso y probablemente más allá.

¿Cómo elegir el incienso?

La primera consideración es el tipo de incienso que quieres usar:

 El Incienso en polvo es la forma más antigua. Originalmente, hojas secas trituradas, flores y otras partes aromáticas de las plantas simplemente se arrojaban al fuego para liberar su olor.

Hoy en día, se rocía sobre carbón ardiente. Incienso en resina, el cual se quema sobre una base de carbón.

Aunque es una manera relativamente difícil de quemar incienso, hay personas que creen que vale la pena el esfuerzo extra, ya que produce un aroma superior y un efecto psicológico más pronunciado. 

Los Inciensos en conos, que se colocan en contenedores especiales.

Los conos son muy duraderos, pero éstos son mejor utilizarlos en exteriores o en zonas bien ventiladas, ya que producen más humo a medida que se queman hacia la base más ancha del cono. 

Los palitos de incienso son los más conocidos y populares.

Hay dos tipos: los que tienen núcleos de bambú y los que se componen enteramente de incienso.

Al elegir el incienso, la calidad cuenta tanto como el olor que se elija.

Algunas de las marcas más baratas utilizan olores artificiales y agentes de corte.

Los “puristas” del incienso recomiendan evitar los olores con nombres, como por ejemplo, “Piña Colada” ya que éstos no están asociados con esencias naturales.

El uso de incienso

Los aromas tienen un profundo efecto psicológico.

Su elección deben basarse tanto en el estado de ánimo que se desea crear como en su fragancia.

Algunas opciones posibles son:

 El sándalo es uno de los perfumes más populares.

Se utiliza para la meditación debido a su efecto calmante, pero también es ideal para la producción de un ambiente tranquilo en la casa. 

El Palo de áloe se recomienda sólo para la meditación.

Se dice que la inhalación del palo de áloe es equivalente a una sesión de meditación de media hora.

Es caro y relativamente difícil de encontrar.

También se consigue mezclado con de madera de sándalo. 

El pachulí un incienso muy popular.

Se utiliza ampliamente en la industria del perfume (especialmente en fragancias para hombres).

Se dice que tiene propiedades afrodisíacas.

Se recomienda el incienso de pachulí para levantar el estado de ánimo y aliviar la ansiedad o tensión.

Una ventaja añadida de este incienso es que también ha sido históricamente utilizado como repelente de mosquitos. 

El incienso de Lavanda tiene un efecto notablemente calmante.

Los aromaterapéutas utilizan aceites y esencias de lavanda para ayudar a aliviar los dolores tensiones de cabeza y para otros trastornos relacionados con el estrés. 

La Rosa es una romántica y relajante fragancia que realmente no necesita presentación.

Sin embargo, se debe tener cuidado al elegir el incienso de rosas ya que hay muchas imitaciones baratas disponibles que están elaboradas con ingredientes sintéticos.

Los puristas y aromaterapéutas siempre recomiendan utilizar sólo ingredientes puros y naturales para obtener mejores resultados. 

Naranja, limón y otros aromas cítricos son excelentes energizantes.

Al igual que con la rosa y otras fragancias, se debe tratar de conseguir incienso que utiliza ingredientes naturales y no sintéticos.

Con la posible excepción de palo de áloe, cualquiera de estos inciensos se pueden utilizar en cualquier momento.

El sándalo, por ejemplo, se asocia con la meditación, sin embargo, muchas culturas también lo asocian con reuniones familiares y otras celebraciones, ya que, a menudo, se utiliza en situaciones de significación religiosa cuando se quema en los altares domésticos.

Si presentas una reacción adversa o alérgica al incienso, puede ser que hayas elegido una marca que contiene ingredientes artificiales.

Trata de comprar incienso de algún proveedor o distribuidor de buena reputación.

Fuente: Naturisima

Entradas populares de este blog

COMO CONSTRUIR EL MAPA DE SUEÑOS

CRISTALES Y REIKI

ANTAHKARANA