ENERGÍA Y VIDA

La vida real es como un juego al que literalmente todo el mundo está jugando.

Cabe destacar que los jugadores que consiguen mayores éxitos gastan su tiempo en realizar las acciones correctas en cada momento.

Más adelante, cuando el Dinero entra en el juego podrá parecerte que es el objetivo de toda la partida, pero tu máxima prioridad siempre debe ser controlar qué haces con tu tiempo, puesto que es un parámetro que se agota inexorablemente.

Tenemos que pensar que la vida reparte cartas, porque en el fondo es como un juego de cartas; pero existe un pequeño detalle, que no todos somos capaces de jugar bien al mismo juego; así que cada uno tiene que encontrar su juego; aquel para el que está preparado, disfruta y sabe jugar, porque a veces ocurre que el que está negado para un juego, es el mejor en otro, por eso es básico saber cuál es nuestro juego y jugarle.

Pero en nuestra misión es para que me entiendas como un juego de cartas.

Cada uno tenemos que jugar con las cartas que nos tocan.

Estamos muy acostumbrados a utilizar gratuitamente la palabra inteligente, y se la regalamos a cualquiera que nos lo parezca.

Una persona inteligente es la que sabe escoger, por eso debemos ser inteligentes y escoger siempre bien, no solo lo que más nos guste, sino aquello que podamos hacer bien y que nos haga felices.

Así que debemos ser conscientes de nuestras cartas e intentar jugar con ellas lo mejor que podamos.

Podemos ser los peores en un juego, pero en otro, no solo no somos malos, sino que  somos los mejores, y ganamos siempre; por eso es muy importantes que nos conozcamos a nosotros mismos, y sin complejos ni egos inflados, tengamos muy claro para lo que valemos y para lo que no valemos.

Yo no valgo para cantar, tengo muy mal oído, y desafino , por eso , no sería razonable que decidiera formar parte de un coro maravilloso que canta  en la ópera.

Si yo quiero cantar porque me gusta, puedo  automotivarme, asistir a clases y esforzarme para aprender, pero no es aconsejable que me ponga un listón altísimo,  que solo servirá para deprimirse.

La vida es un juego que gana el que más disfruta.

La vida es un juego fuerte y alucinante, la vida es lanzarse en paracaídas, es arriesgarse, caer y volver a levantarse, es alpinismo, es querer subir a lo alto de uno mismo y sentirse insatisfecho y angustiado cuando no se consigue.

Quién dijo que la vida es un sueño?

La vida es como un juego, un juego de azar.

De todas formas no es necesario participar, la verdad es que puedes sentarte a observar cómo los demás se divierten o puedes hacerlo tú mismo.

Tuya es la decisión.

En cualquier momento sonará la campana que finaliza el recreo y nos empezaremos a plantear que nos quedamos con ganas de hacer algo, de entregarnos a besos que nunca prometimos, de estar solos y no decir nada…

Nos quedaremos con “ganas de hacer tanto” que al final solo podremos “recordar las ganas".

Lo cierto es que tú y yo tenemos nuestras cartas, consiste en querer jugarlas.

Vamos a tener cartas buenas y cartas malas pero no importa la cantidad sino lo bien que consigamos jugarlas.

A medida que avanza el juego recibiremos más; podrán mejorar o empeorar nuestra jugada pero nunca dejarán de llegarnos más en cada baza.

Esta metáfora de las cartas, propuesta por Voltaire, resulta un manjar para la esencia.

En este sentido no hay opción de rendirse, puede ser que te ahogue un poco vivir entre cartas, sobre todo cuando no acabas de pillar la dinámica del juego, pero las opciones están ante ti.

En verdad no se trata de ganar o perder, se trata de jugar.

"Jugar=es Vivir"

Hay personas con las cartas marcadas, personas tóxicas, personas que defraudan y engañan y que se aprovecharán de la buena voluntad del resto de jugadores de su mesa.

También hay que decir que, en cierto modo, en la misma partida, no es lo mismo ser jorobado y tuerto que ser Sharon Ston.

Entiéndase de aquí que los guiños de la vida no nos favorecen a todos por igual en cada jugada; lo que sí es seguro es que tendremos nuestro momento de gloria siempre y cuando mantengamos la atención en nuestra estrategia.

Es imposible que nuestras cartas sean iguales así que no puedo decirte cómo debes jugarlas; no sé qué estrategia debes seguir pero es tarea tuya descubrirlo.

Lo que te estoy queriendo decir es que lo único que tengo claro es que tenemos que poner todo nuestro corazón en vivir para poder pasarlo bien y no quedarnos con nuestras cartas en la mano.

De todas maneras hay infinitas formas de jugar y nunca podremos eludir el hecho de que tenemos que mantener el equilibrio de cinco pelotas en el aire mientras jugamos la partida.

Estas pelotas son el trabajo, la familia, la salud, los amigos y el espíritu.

Es fácil que pronto nos demos cuenta de que el trabajo es una bola de goma, si se cae, rebotará.

Pero, sin embargo, los otros cuatro balones (familia, salud, amigos y espíritu) son de vidrio.

Si en nuestro malabarismo no cogemos uno a tiempo, si lo dejamos caer, va a quedar dañado o roto para siempre.

Nunca, nunca volverán a ser los mismos.

Los pasos para desarrollar la técnica estrella que nos permite jugar nuestras cartas y, a la vez, mantener el equilibrio de nuestras bolas en el aire.

No disminuyas tu propio valor comparándote con otros.

Porque somos todos diferentes  cada uno de nosotros es especial.

No fijes tus objetivos en razón de lo que otros consideran importante.

Solo tu estás en condiciones de elegir lo que es mejor para ti.

No des por supuestas las cosas más queridas por tu corazón.

Apégate a ellas como a la vida misma; porque sin ellas la vida carece de sentido.

No dejes que la vida se te escurra entre los dedos por vivir en el pasado o para el futuro.

Si vives un día a la vez, viviras TODOS los días de tu vida.

No abandones cuando todavía eres capaz de un esfuerzo más.

Nada termina hasta el momento en que uno deja de intentar.

No temas admitir que no eres perfecto. 

Ese es el frágil hilo que nos mantiene Unidos....en un mismo corazón.

No temas enfrentar riesgos. 

Es corriendo riesgos que aprendemos a ser valientes.

No excluyas de tu vida al amor diciendo q no lo puedes encontrar.

La mejor forma de recibir amor es darlo; la forma más rápida de quedarse sin amor es aferrarlo demasiado; y la mejor forma de mantener el amor el darle alas.

No corras tanto por la vida que llegues a olvidar no solo donde has estado sino también a dónde vas.

No olvides q la mayor necesidad emocional de una persona es la de sentirse apreciado.

No temas aprender. 

El conocimiento es ligero, es un tesoro que se lleva fácilmente.

No uses imprudentemente el tiempo o las palabras.

No se pueden recuperar.

La vida no es una carrera, sino un viaje que debe ser disfrutado a cada paso.

El Ayer es historia, el Mañana es Misterio y el Hoy es un regalo: por eso se le llama… el Presente.
El juego de la vida está colmado de poderosas enseñanzas, grandes palabras y principios por los que actuar día a día.

Hay millones de cosas por disfrutar y por sentir, millones de sonrisas que destapar y miles de millones de carcajadas que soltar.

Agotemos nuestras ganas porque nunca es tarde, no dejemos q suene la campanada que finaliza nuestra partida sin antes haber jugado porque la vida es nuestro mejor juego quizás el más importante y si jugamos bien nuestras cartas..crecemos.. evolucionamos como personas y nos convertimos en unos seres más grandes y mágicos de lo que es un ser humano...llegamos a convertirnos en seres de luz...y esa luz une todos los corazones convirtiéndolos en un gran corazón de magia y de color llamado AMOR

Entradas populares de este blog

COMO CONSTRUIR EL MAPA DE SUEÑOS

CRISTALES Y REIKI

ANTAHKARANA