EL REGRESO DE JESUS-QUETZALCOATL-KUKUL






Hablar de Jesús de Nazareth es hablar de Sabiduría, Amor y Conciencia Universal de igual forma como lo expresaron nuestros antepasados a través del conocimiento transmitido por el último profeta de la Serpiente Emplumada "Ce Acatl" mejor conocido como Quetzalcoatl entre los Toltecas o Kukulkan entre los Mayas. 


El mayor reto que tenemos frente a nosotros es llegar a comprender las Metáforas mediante las cuales externaron su sabiduría todos los Guias espirituales que han caminado sobre la tierra: Jesús, Quetzalcoatl, Buda, Krishna etc.. 


Lo más importante, desde mi punto de vista,es lograr esa compresión que nos permita abrirnos al entendimiento de que al final de cualquier ciclo e inicio de otro siempre surge algo nuevo y más evolucionado, cuando algo nuevo surge es porque algo viejo ha sido desechado o reemplazado por propia voluntad. Jesús dijo "Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, pues el vino nuevo romperá los odres, se derramará y los odres se habrán echado a perder; sino que el vino nuevo se echa en odres nuevos y así ambos se conservan. " Debe de existir necesariamente una conciencia nueva para poder recibir una Energía nueva, debe de existir una conciencia nueva para poder recibir un cuerpo nuevo.


Analicemos lo siguiente:


- Tenemos una fecha, 2012, una fecha que nos indica el final de un ciclo completo de nuestro sistema solar dentro de nuestra Galaxia y el inicio de otro ciclo lo cual se encuentra sustentado en los diferentes calendarios mesoamericanos especialmente en el Calendario Maya, calendario que por cierto ha previsto con asombrosa exactitud todos los fenómenos astronómicos que han sucedido hasta nuestros días y que preve el fin de un ciclo completo de 26.000 años, tiempo que tarda nuestro sistema solar en dar una vuelta completa alrededor de Alcione el Sol Central de las Pleyades, y que al encontrarnos más cerca de este sol energías superiores irradiarán nuestro sistema solar ampliando la conciencia de los hombres dando fin a la noche galáctica o invierno galáctico o materialismo o dualidad e iniciar el amanecer galáctico o día galáctico o primavera galáctica o era de luz y unidad.


-Tenemos un Regreso prometido por esos mismos Guias Espirituales en diferentes épocas de la historia que, como nos anticiparon, serían precedidos por fuertes acontecimientos meteorológicos, políticos, económicos y religiosos. Pero independientemente de si la manifestación prometida de estos Guias Espirituales va a ser física, lo que es innegable es que se llevará a cabo una manifestación energética en la conciencia de los hombres. 


Yo creo que el mayor Secreto contenido en sus Metáforas es que ese regreso tiene que ver más bien con un estado de conciencia nuevo que prevalecerá al término e inicio de ese nuevo ciclo. 


Nuestra nueva conciencia será una conciencia Cristica una conciencia centrada en el Amor, tal es el caso de la conciencia de la Serpiente Emplumada la cual se refiere a la manifestación del espíritu-conciencia (Ave Quetzall) a través de la materia (Serpiente-Coatl) tal y como lo vemos, simbolicamente, cada año descender a la Serpiente Emplumada en la pirámide de Kukulkan. 


Cuando nuestros antepasados hablaron del retorno de Qetzalcoatl, ellos se referían al retorno de esta forma de pensamiento el retorno del máximo nivel de conocimiento de nuestra realidad, de nuestra conciencia, de nuestra forma de percibir el Universo y lo que realmente somos, muy probablemente Jesús también se refería a este nuevo nivel de conciencia en nosotros cuando hablaba de su regreso, el regreso de lo que él fue, un ser iluminado, así lo dijo "En verdad, el que cree en mí hará las mismas cosas que yo hago, y aún hará cosas mayores que éstas". 


Ese nuevo nivel de conciencia sólo puede ser logrado de forma individual, llevando a cabo el trabajo interno que nos permita que broten de la serpiente (hombre-tierra-materia) la plumas del Espíritu para emprender el vuelo hacia un nuevo estado del Ser un nuevo hombre un Super Hombre liberado del mundo de los opuestos o mundo material o mundo Dual y centrado en la conciencia universal que es la conciencia del Amor y la Unidad del pensamiento que nos permite percibirnos a nosotros mismos como uno solo con los demás.


A continuación transcribo una entrevista realizada a Frank Diaz uno de los más importantes investigadores de la sabiduría Tolteca la cual valdría la pena que diéramos una ojeada sobre los grandes conocimientos que nos heredaron nuestros antepasados para lograr posicionarnos en nuestro verdadero Ser en estos tiempos hacia el final de un Ciclo Cósmico.


¿Es cierto que Ketsalkoatl nació en Amatlán?


Si. Puedo decir con mucho gusto que a través del desciframiento de un mapa conservado en el Códice Chimalpopoca, el mito de que Ketsalkoatl nació en Amatlán deja de ser un mito y se convierte en realidad histórica.


¿Por qué debe interesarnos a nosotros como mexicanos el mensaje de Ketsalkoatl?


Ketsalkoatl es uno de los avatares de la humanidad. Su mensaje tiene la misma altura moral y el mismo alcance práctico que el de otros grandes maestros, como Buda o Jesucristo. Para los latinoamericanos el mensaje de la Serpiente Emplumada tiene dos ventajas: primero, de orden sentimental. Ketsalkoatl fue una encarnación del Poder cósmico en la raza roja. Habló para los hombres de acá. Segundo, tiene una ventaja práctica, porque cuando uno incorpora en su vida las enseñanzas Toltecas, el cuerpo se alegra y notamos resultados concretos en poco tiempo.


¿En qué consiste concretamente el mensaje de Ketsalkoatl?


Ese mensaje se divide en dos partes. La primera es la doctrina moral, pública, la cual se basa en la búsqueda de la unidad. Como hijos de Ometeotl, el Ser Supremo, todos nosotros tenemos una doble composición. Entre los seres humanos hay dos rostros o dos caracteres semejantes; en cambio, nuestra entidad luminosa es una sola.


Si nos concentramos con suficiente interés en esa unidad esencial, que los Toltecas llamaban “el nagual”, encontraremos que muy pronto ese ser de luz comenzará a manifestarse en nosotros, en todos los órdenes de nuestra vida. Arreglará la postura de nuestro cuerpo, nos dará un ritmo armónico al respirar, equilibrará nuestras emociones y potenciará nuestras capacidades mentales y de concentración. Sobre todo, nos producirá un gran amor y un deseo de servir para algo, de hacer de nuestra estancia en la tierra algo útil.




¿Cuál era la enseñanza esotérica de los Toltecas?


Como comprenderás, por su propia naturaleza esa enseñanza no puede ser descrita, sólo se le puede experimentar. Es que no se compone de palabras, sino de estados de conciencia.


En ese sentido, te cuento una anécdota muy ilustrativa que le ocurrió a Se Akatl (Quetzalcoatl) y a sus seguidores un poco antes de llegar al Templo del Saber, allá en el territorio Maya. Ellos llevaban consigo algunos códices, insignias y otras muestras de la sabiduría externa de los toltecas. En un paraje solitario les salió al encuentro un ermitaño, el cual les señaló hacia una fuente que había por allí y les dijo: “Primero debéis arrojar al agua todos vuestros símbolos y pinturas, porque no os es posible entrar con ellos allí donde queréis ir.” Al escuchar este consejo, Se Akatl se volvió a su gente y les dijo: “Escuchad: las plumas y los jades no entrarán en la casa del misterio”.


En líneas generales, puedo decirte que lo que busca un tolteca es lograr la "Towatia", es decir, el estado de “dios en mi”. Para ello existen diversas técnicas; la más importante, sin dudas, es la proyección de nuestro "Sholotl" o “doble” interno, una entidad compuesta de energía pura que los antiguos comparaban con un perro de fuego. Para esa entidad no rigen las leyes habituales del mundo material, es relativamente libre y puede serlo aun más. Esa entidad es mediadora entre Ometeotl, la realidad abstracta e impersonal de la que procedemos, y cada uno de nosotros.


Ketsalkoatl no exigió que le adorasen como mediador. Él dijo más o menos: “Busca dentro de ti y proyéctate tú mismo hacia tu realidad”.


Si nos tomamos el trabajo de abrir un códice o revisar una pirámide, aplicándole las claves del conocimiento de Ketsalkoatl, encontraremos una enorme cantidad de información, esencial para nuestro desarrollo espiritual.


¿Qué hay sobre el pretendido retorno de Ketsalkoatl?


Hay varios modos de entender ese asunto. Algunas personas consideran que Ketsalkoatl retornará físicamente. Otros, como don Felipe Alvarado, el sabio patriarca de Amatlán, sostienen que se trata de un retorno espiritual, es decir, de un estado de conciencia que está inspirando cada vez a un mayor número de personas.


Yo quisiera aclarar algo: mientras estuvo en su vida física, Se Akatl (Quetzalcoatl), el último profeta de la Serpiente Emplumada, nunca se auto-tituló Ketsalkoatl. Tampoco Jesús se atrevió a proclamarse Cristo, ni se consideraba un cristiano. Lo mismo podemos decir de Krishna, Buda o Zoroastro. Todos ellos se concentraron en su labor y dejaron para los demás los calificativos.


La cuestión acerca de si el avatar tolteca va a volver físicamente o no, para nosotros es un asunto secundario. Aunque reconocemos el valor de la esperanza como elemento conductor de las masas, nosotros no somos mesiánicos. Lo que nos importa es prepararnos para el retorno interior de la Serpiente; ese sí es un evento que vale la pena. Insisto en que las enseñanzas toltecas son eminentemente prácticas.


El mesianismo, tal como lo hemos visto encarnado por tantos gurues y maestros autotitulados, es un show preparado para los rebaños de discípulos, una distracción que nos aleja del verdadero camino. Fin de la Entrevista.




Todos los caminos conducen a Roma, ahí está el legado Tolteca, el legado Maya, las enseñanzas Metafísicas, el legado de Buda, el Gran legado de Jesús, las grandes enseñanzas de las Culturas Orientales. Todos estos caminos tienen un común denominador y un objetivo, "llegar a nuestro interior" donde se encuentra la verdadera sabiduría, llegar a conocernos a nosotros mismos con la firme voluntad de alcanzar el objetivo de recordar quienes somos realmente, pero si no nos ponemos en marcha no llegaremos más allá de nuestras narices. 
EL CAMINO ES HACIA DENTRO DE NOSOTROS, NO PERDAMOS TIEMPO.
Ricardo González