DEJA HUELLAS

De ciertas personas llenas de odio, de violencia y de espíritu de
destrucción, se dice que por donde pasan... la hierba no vuelve a
crecer. Esta imagen es evidentemente simbólica, pero no es
exagerada. 


Y de otros seres, por el contrario, que están habitados por el amor y la bondad, dejan por todas partes a su paso huellas tan beneficiosas que aquellos que vienen detrás suyo se sienten iluminados, reconfortados y vivificados. Entonces, 
¿Acaso el conocimiento de esta verdad no os inspira la voluntad
de manifestaros en todas partes como una presencia benéfica? 

Allí donde os encontréis, durante algunos instantes por lo menos,
pensad en pronunciar los mejores deseos: «¡Qué todos aquellos que vengan aquí sean alcanzados por la luz! ¡Puesto que todos somos hijos del Universo, que les sea comunicado el deseo de trabajar para la paz y para la fraternidad!»

Diréis que nadie nunca os había hablado de semejante práctica. 
Pero, ¿por qué es necesario que os hablen de ello? ¿Acaso existe
la necesidad de que os sugieran que deseéis lo mejor para los
seres que os son queridos? 

No, lo hacéis espontáneamente, porque vuestros sentimientos os impulsan a ello. Entonces, ¿por qué no pensáis espontáneamente en formular también los mejores deseos para el mundo entero?"


Entradas populares de este blog

ANTAHKARANA

ORACIÓN PROTECCIÓN

ONDAS CEREBRALES